¿Cuántas clases de animales hay en este mundo nuestro?

En principio dos, el racional y el irracional.

Los supuestos racionales son las personas, y los supuestos irracionales son los animales propiamente dichos y sin que se ofenda nadie también algunas personas.

Yo puedo decir, que el raciocinio en más de un ser racional, está, tan mermado ante el irraciocinio en los llamado animales irracionales.

Ejemplo: El mejor amigo del hombre es el perro, si esto es así, como parase ser, el perro en este caso razona el concepto amistad, más racionalmente que muchos animales racionales. Pues esta clarísimo que el mayor enemigo del hombre, es el propio hombre, me explico, el hombre-perro. Que supuestamente posee el irraciocinio animal, mas el irraciocinio de la propia persona.

¿Quien es más irracional el hombre, el perro, o el “hombre-perro…”?

Preguntando a las personas, que están razonablemente culturizadas para explicarme los distintos tipos de animales que habitan en este mundo de contradicciones, mis apuntes fueron las siguientes:

Según el evolucionismo, la vida “surgió de un mar primitivo a través de un choque… de sustancias químicas, y que a lo largo de cientos de millones de años de mutaciones casuales, este accidente biológico dio lugar a los primeros seres humanos”.

Precisamente el gran milagro del hombre y la mujer es la capacidad de cambio. Igual que un bebé crece hasta poder andar solo y hablar, de la misma forma, al pasar los años, el ser humano se crece en experiencias, capacidad de control y posibilidad de sentirse más racional, social y solidario, diferenciándonos de las conductas animales agresivas, destructivas y egoístas.

Hablaré esta semana de la nueva perspectiva juvenil hacia sus antecesores.

La carencia de esta Juventud racional, que solo conoce sus derechos y desconoce sus obligaciones ¿dónde se diferencia lo racional de lo irracional?

¿Estás enfadado/a con el mundo, con tus padres o amigos porque no te comprenden? ¿Estás de mala leche? Si además gritas, insultas y pegas has pasado al lado más animal de ti mismo. Un animal nunca se enemista con otro de su especie, este solo se defiende y no crea rencor con los de su raza. El humano… la mayoría de las veces se queda con lo irracional.

Pero cada vez está más de moda perder los papeles, el animal irracional, la bestia que llevas dentro. Vemos en la tele como los comentaristas de muchos programas se insultan y agraden verbalmente, saltando los límites del respeto y el control. O puede ser que en tu familia las claves de la comunicación no sean saludables y sean habituales los gritos y las discusiones fuera de tono. ¡No tienes que imitar todo lo que veas!
¿Lees en la prensa noticias sobre alumnos que agraden a profesores, hijos que agraden a los padres, niños que agraden a otros compañeros? Esto está relacionado con la creencia, cada vez más extendida en la sociedad, de que tenemos derecho a todo y que aquellos que no nos lo proporcionan o nos ponen dificultades están actuando mal.

¿Por qué esta falta de respeto? ¿Que esta pasado? en esta sociedad donde parece ser, que los padres de hoy, quieren más a sus hijos que los de cualquier época… Si los padres de estos jóvenes que caminaron por la desventura y el respeto, la insuficiencia, y el cumplimiento y la escasez cultural, y no existía esta forma tan grotesca, bufona, sarcástica, refunfuña, con sus mayores.

¿Como es posible? Si estamos en la tierra del “bienestar familiar y gubernamental”, si esta juventud, es la más preparada de la historia española, a pesar de lo que diga el informe PISA.

El por qué de estas voces solicitando la ley del menor. ¿Qué es lo que esta pasando?

¿Que es lo que está en deterioro de nuestro sistema. Hoy más precario que nunca visto lo visto?

Escuchemos otras voces preparadas.

No es culpa suya, dicen de esta juventud: de tener estos pensamientos. En una sociedad de consumo donde los valores humanos del esfuerzo, la honestidad y el respeto están en detrimento frente a los valores del dinero, el consumismo, el poder. Sin embargo, tu responsabilidad empieza cuando tienes edad para usar eso que llamamos racionalidad; la parte del cerebro humano, mas allá de los deseos y los instintos, que nos hace darnos cuenta que convivimos en sociedad. A los 14, 15 ó 16 años ya existe una maduración cerebral que capacita para reflexionar y darte cuenta de cómo tu conducta, emociones o pensamientos te afectan y afectan a los otros. También puedes hacer una crítica constructiva de tus amigos y amigas que se resisten a dejar los privilegios de la infancia, que claramente actúan de forma abusiva con otras personas, se dejan llevar en demasía por sus impulsos bajo el lema yo soy así, y como soy menor de edad.

Aunque en tu familia la experiencia sea otra: el dinero que quieres, salir hasta las tantas, la ropa que te apetece, esto te lo facilitan tus padres porque quieren. No tienen una obligación de darte todo lo que pides. Y no es saludable tenerlo todo.

¿Qué es la frustración? Pues que lo más probable es que no te vas a ganar la vida cantando en Operación Triunfo ni haciéndote famoso/a en Gran Hermano. Simplemente tendrás que trabajar para vivir, igual que ahora necesitas estudiar para aprobar, o conseguir un buen trabajo y ganar un dinero digno para ir de vacaciones, comprar ropa o independizarte y cautivar la minoría, pues nunca gano ninguna guerra uno solo, la humildad no la puedes olvidar.

Tus derechos han de ser compatibles con los de otras personas que te rodean, y en ocasiones vas a tener que ceder, son algunas de tus obligaciones. Somos animales sociales, vivimos en grupo, o al menos lo intentamos. El hombre aprendió a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero veo muy difícil que aprenda a vivir en comunidad.

Se que somos pocos o muchos, quien sabe, porque en realidad no hay ningún censo para contabilizar a los ANIMALES; y digo animales refiriéndome a todos, porque todos absolutamente todos tienen su corazoncito, sus sentimientos, su alma y su irracionalidad.

Alguien dijo alguna vez "EL MEJOR ZOOLÓGICO, NINGUNO" y yo añado que sólo son prisiones como las de  Alcalá-Meco o cualquier otra, pero con una salvedad, "ellos" no han hecho nada para estar ahí.

Respetémoslos en su justa medida, porque  creo que es la única forma de que podamos llevar el título de "animales racionales" y "seres humanos", ya que si no somos capaces de protegerlos  y respetarlos sólo nos mereceremos el apodo de BESTIAS, ni siquiera llegaremos a ser animales, porque ese nombre hay que ganárselo y nosotros por ahora no estamos por la labor.

Un bando de gorriones todos comen en el mismo granero durante toda la vida.

Tú y yo, antes del primer aniversario estamos peleados.

Este artículo fue publicado en el periódico TRAFALGAR INFORMACIÓN el día.07/0CTUBRE/2011