Nadie duda que la actividad física es una de las mejores maneras para mantenerse joven y saludable. La natación es uno de los deportes que más contribuye a este cometido, permitiéndonos ejercitar casi todos los músculos del cuerpo. Pero existiendo grandes diferencias entre unos grupos musculares y otros, lo que reduce de cierta forma y manera la apreciación social que existe sobre este gran deporte como el deporte más completo. El atletismo, fitness, bicicleta de montaña, ciclismo de carretera ¿qué deporte es el más completo?
Defiende tu deporte, “Lucha por tu deporte” hay que hablar de lo que se conoce por activa, y pasiva.

Para hablar de algo con fundamento hay que conocerlo. Distinto es opinar.

Si a un médico se le pregunta cuál es el deporte más completo probablemente responda “la natación”.

Sin embargo, en la práctica de este excelente deporte no se ejercitan todos los músculos en la misma medida, las piernas apenas trabajan en comparación con los brazos, el cuello suele permanecer en tensión, y los hombros y dorsales están sobre utilizados. Pocos profesionales médicos responderían “la musculación” Sr. Doctor… El equilibrio en todas las cosas es lo ideal, en el deporte también, es decir: El deporte donde su mayor y más directa meteorología sea el equilibrio entre sus distintos grupos musculares, donde las repeticiones, y las series por cada grupo muscular, la edad, y la experiencia, así como la resistencia aeróbica de cada “deportista” este considera a la hora de aumentar su trabajo, en la modalidad y objetivo deseado ese es el deporte más completo. Y eso solo lo puedes encontrar, en la sala de pesas, con un preparado físico, el resto con todo mis respeto es tontería, que en este mundo hay un montón… sin olvidar que en el deporte y en la medicina todo el mundo opina…

(O cualquiera de sus variantes… EL culturismo SANO, fitness, etc.) pero claro, ellos no son profesionales del deporte, pero sí de la medicina., donde todos el mundo opina, incluso…

La musculación se ha formado una imagen algo distorsionada, muchos profanos la ven como una actividad extrema donde se lleva el cuerpo a límites sobrehumanos, un deporte de minorías.

Por el contrario, bajo mi modesto punto de vista, la musculación es un estilo de vida, sólo eso, es el estilo de vida más saludable.

Abarca mucho más allá del mundo de los hierros, impregna cada momento del día de sus practicantes y en especial sus tres pilares básicos: entrenamiento, alimentación y descanso.

Son varios los grupos de personas que comienzan a entrenar con pesas: los que lo hacen por mejorar su aspecto físico, los que pretenden rehabilitarse de una lesión, acondicionar su organismo para la práctica de otro deporte, incluso para aumentar sus relaciones sociales.

El entrenamiento de musculación es duro, exige cierto grado de sufrimiento durante algunos momentos y, además, sólo las personas constantes logran resultados.

Por ello, no es difícil encontrar esos mismos gimnasios o centros deportivos con la mitad de practicantes dos meses después.

El problema es que se plantea la musculación como otros muchos aspectos de la vida: el de la inmediatez. Desgraciadamente (aunque más bien afortunadamente), el entrenamiento muscular ha de ser de por vida, lo único que variará según la edad es el grado de intensidad.

Ello implica, por lo tanto, una fuerte conciencia de cambio o de perseverancia.

El término más apropiado no es “fuerza de voluntad”, pues si de ella dependiese podría quebrarse con mil avatares de nuestra vida (laboral, de salud, falta de tiempo, económicos…). Sino una toma de conciencia de la forma en que físico es el motor de nuestra vida, el movimiento es vida.

La razón es obvia: en todos los deportes el factor muscular es determinante, por lo tanto su desarrollo mediante la “musculación” los mejorará. Por si esto fuera poco, también ayuda a prevenir lesiones.

Cualquier persona, desde la adolescencia a la senectud, puede practicar musculación.

También algunas mujeres, que han visto este deporte con algo más de recelo, deberán comprender que para moldear su cuerpo no hay nada más efectivo, de hecho deberán elegir: músculo o grasa, no hay nada intermedio.

Pero en ocasiones surge una dificultad añadida: “¿Estaré haciendo lo correcto?”, y los veteranos se preocupan: “Parece que estoy estancado”.

Además, los practicantes de cualquier otro deporte encuentran en la musculación su perfecto aliado… Los tenistas golpearán más rápido, los futbolistas serán más fuertes y veloces, los artistas marciales y boxeadores golpearán con muchas más contundencias, los atletas mejorarán sus marcas.

Explicado queda, ahora corresponde al sujeto escoge lo que más le guste o le venga en gana. Sólo me queda decir que sea lo que sea siempre hay que hacer deporte, tu salud te lo agradecerá.

 

Publicado en el periodico TRFALGAR INFORMACIÓN el día 28/08/2009